Pulgones

Son unos animalitos de aspecto inofensivo pero que en grandes cantidades pueden darnos algún problema, de todas formas son muy fáciles de eliminar. Son perfectamente visibles. Rara vez atacan a los cactus pero si a otras familias, especialmente a las crasulaceas. Aparecen normalmente junto con las hormigas, que nos pueden delatar su presencia.

Grupo de pulgones de distinto tamaño
Pulgón adulto con dos crías. Se aprecia claramente la diferencia de tamaño.
Pertenecientes al grupo de los áfidos, hay numerosas especies de pulgones de aspecto y modo de actuar similar. Junto con las moscas blancas, las cochinillas y las cicadelas forman el suborden Homoptera. En general las especies de pulgones mas frecuentes pueden afectar a numerosas especies de suculentas, con especial predilección por las crasuláceas.

Desde el punto de vista morfológico miden entre 1 y 4mm (los mas frecuentes) y en algunos casos disponen de alas, lo que les permite extenderse con rapidez. Son extremadamente prolíficos. En cuanto al colorido prácticamente existen de todos los colores.

Existe una evidente relación simbiótica entre los pulgones y las hormigas, a las que alimentan con sus secreciones mediante los dos tubitos situados en su abdomen (sifones).

Pulgón adulto.
Pulgón adulto, se aprecia la expulsión de líquido por los sifones.


Disponen de un pico con el que chupan jugos de la planta. Además del evidente perjuicio que esto produce son capaces de alterar el normal crecimiento de la planta produciendo deformidades que pueden terminar con la podredumbre.

Se pueden eliminar con cualquier insecticida general o si la planta es muy delicada con agua jabonosa. Suelen desaparecer con la primera aplicación, dado su relativamente gran tamaño pueden ser eliminados manualmente de las plantas no demasiado grandes.

Existen numerosas especies depredadoras que nos pueden ayudar a su control.

Dos pulgones adultos sobre un tallo.
Dos pulgones adultos sobre un Kalanchoe.
Pulgón adulto.
Pulgón adulto a contra luz. La verdad es que no son tan feos.
Dos pulgones jóvenes.
Los pulgones a pesar de ser una plaga son realmente bonitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *